Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 enero 2012

Aquí están, estos son…
Posted on 31 enero, 2012 by Inde

Antes de ponerse uno a escribir es conveniente calmarse porque, si no, se nota mucho que estás cabreado y queda fatal. Así que después de conocer la sentencia del Tribunal Constitucional que se ha publicado estos días sobre los bienes de Sijena adquiridos por la Generalitat, decidí respirar hondo, contar hasta mil y dejar que transcurriera un tiempito prudencial a ver si se me pasaba.

He contado más o menos hasta 10.000 millones, pero nada: mi cabreo sigue intacto, magnífico e incluso acrecentado por las declaraciones de la Sra. Rudi, nuestra presidenta, en las que dice que habrá que buscar una “rendijita legal”, o algo así, para seguir litigando, pero que vaya, que las sentencias del TC son inapelables y que lo tenemos crudo, no vaya a ser que nos pensemos que tenemos algo que hacer en este bendito puzzle autonómico. O sea, que nos abocan a los aragoneses a envainárnosla de nuevo, porque se darán ustedes cuenta de que esto nos pasa tanto si nos dan la razón como si no.

No pretendo echarle un capotazo a nuestro anterior presidente, que era como la Bella Durmiente, pero imagínense lo que le habrían llamado de haber sido él el que hubiera hecho las declaraciones de Luisa Fernanda: un rango de lindezas que irían de “vendido” a “marsopa”, aproximadamente. ¿Y a la Sra. Rudi, qué le podemos llamar? ¿Pero no era la del brazo arremangao? ¡A ver si se nos ha convertido en Blancanieves, que en Aragón vamos teniendo en los últimos tiempos todos los boletos para que nos den el “Premio Princesas Disney”…!

El resto de nuestros políticos, aunque han respondido muy indignados al azuce del Heraldo sobre que “Cataluña no expone al público ninguna de las 96 piezas de Sijena” (lo que además no es cierto), manifiestan estar tan ajenos a este asunto que producen bochorno.

Disculpen que lo escriba en mayúsculas, pero es que si no suelto mi cabreo me va a salir una úlcera:

¿ES QUE NO TENEMOS EN ARAGÓN UN BENDITO POLÍTICO QUE NOS HAGA COREAR AQUELLO DE “AQUÍ ESTÁN, ESTOS SON…”?

Kago’n la hostianera, parece ser que no. A servidora se la llevan los demonios.

En fin, que este blog cabreado quiere proporcionar unos cuantos datos y apreciaciones, por si pueden servir. Porque lo de la “rendija legal” me ha llegado al alma, cuando es palpable que hay una brecha que puede pasar por allí el Transiberiano.

Según leo en la sentencia del TC (que, por cierto, esta vez no ha sido cuestionada desde Cataluña acudiendo a aquello de que es un Tribunal invalidado de entrada porque es un nido de fachas, etc., etc.), la Generalitat argumentaba que los bienes adquiridos no tendrían la condición de Bienes de Interés Cultural porque, aunque el Monasterio de Sijena estaba declarado Monumento Nacional desde 1923, la Real Orden correspondiente “no afectó a los bienes muebles”.

Me han dado ganas de no seguir leyendo, qué quieren que les diga. Eso es una trampa más grande que el copón. Por la misma regla de tres, enajénese ahora mismo el retablo mayor del Pilar, edificio que goza de la misma declaración desde 1904, o los tesoros de cualquier otra gran catedral española, porque no se especifica expresamente en las respectivas reales órdenes de aquel entonces que se protegía también su contenido.

Acudan a cualquier ley anterior a la que ahora está vigente, que tenga que ver con la protección del patrimonio histórico-artístico en sus múltiples denominaciones y variantes; acudan también a la ley de 1933, que era la vigente (pásmense) cuando se hicieron las primeras ventas del patrimonio de Sijena ahora adjudicado a Cataluña, y verán cómo la defensa de los monumentos se entendía CON SU “RELLENO”, es decir, con todo lo que atesoraba, le pertenecía, le servía de decoración o formaba parte de él, no solo las simples paredes desnudas, lisas y lasas, no solo la mera arquitectura. Lo entendían así los legisladores y también toda persona decente. Argumentar otra cosa (¡y que cuele!) es un ejercicio torticero, sibilinamente borde.

Fíjense que ya en la ley de 1926, relativa a estas cuestiones, se especificaba claramente que “tienen la consideración de bienes inmuebles, además de los enumerados en el artículo 334 del Código Civil, cuantos elementos puedan considerarse consustanciales con los edificios y formen parte de los mismos o de su exorno, o lo hayan formado“. ¡Toma ya!

Les recuerdo que una parte importantísima, quizá la más destacada, de las 96 piezas que ahora el TC ha adjudicado a Cataluña, eran los sepulcros de varias prioras del monasterio, que formaban parte de él porque allí quisieron enterrarse aquellas religiosas, y no en el cementerio de Torrero ni en el municipal de Lérida. Esas tumbas salieron de Sijena después, y no antes, de que las últimas religiosas de ese cenobio fueran trasladadas a Barcelona en los años 70; recordemos que, como muchas veces ha explicado el alcalde de Villanueva de Sijena y todos los vecinos de ese pueblo con edad suficiente para recordarlo, sin que nadie al parecer les haya prestado oídos, inmediatamente después de la marcha de las monjas vinieron dos camiones del obispado de Lérida a cargar los bienes preciosos que quedaban en el monasterio. Vinieron después. No lo hicieron antes. NO LO HICIERON ANTES. Ni a la vez. Lo hicieron después. Inmediatamente después.

Y se los llevaron a Lérida. En parte. Otra parte fue a Barcelona. Pero de lo que ingresó en Barcelona en ese momento no había gran cosa relevante; relevante para el museo, claro está. Por eso de esas piezas no se expone nada. Las más importantes, las mejores, están en Lérida y esas sí se exponen, ya lo creo. De manera que lo que argumentó la abogada de la Generalitat, Dolors Feliu, sobre que los bienes en cuestión “habían sido depositados por la Orden de San Juan de Jerusalén [..] en diversas instituciones museísticas catalanas a causa del deterioro y destrucción del monasterio, especialmente después del incendio sufrido en 1936″ es otra manera retorcida, simplona y basta de no decir la verdad. Del 36 al 70 pasaron muchas cosas. Pero esas no se cuentan…

El caso es que, a falta de incidir en otras cuestiones que también tienen su miga (lo que dejo para más adelante, porque me ha vuelto a salir el típico “post-tocho”), hay mucha tela que cortar todavía. Esta sentencia será definitiva en la cuestión del puro y simple derecho de retracto, pero no en muchas otras cosas.

Si no seguimos adelante será porque no queremos. O, mejor dicho: porque no querrán nuestros representantes, porque no les interesa. Pero que luego no nos echen, encima, la culpa a “la sociedad aragonesa” y a su supuesta desidia, porque no, porque ya vale: quienes tienen la responsabilidad de actuar ahora, porque los ciudadanos se la hemos dado, son quienes están ocupando escaños en las Cortes de Aragón: unos y otros, otros y unos, hagan el favor de velar por nuestros intereses y cumplir con ese mandato que hemos puesto en sus manos, que es el de gobernar. El de REPRESENTARNOS. Dejen de pensar en sus propios riñones y en sus intereses de partido, hagan el favor, y actúen. O váyanse a casa y devuelvan sus sueldos.

http://inde.zaragozame.com/2012/01/31/aqui-estan-estos-son/

Read Full Post »

Productos Aragoneses en el Monasterio de Piedra…(de piedra te quedas)

SI ES ASI, MOVEROS, QUE LLEGUE HASTA CONOCIMIENTO LA D.G.A.

¿Producto aragonés?

Este domingo he ído al bello e idílico oasis-paraje del aragonesísimo Monasterio de Piedra (en Nuévalos, Zaragoza, cerca de Calatayud). No he podido entrar por incovenientes para personas en silla de ruedas (mi hermano), pues son unas tres horas de paseo con camino irregular, escaleras, pendientes… algunas veces.

He visitado la tienda del complejo, donde ponía, a la entrada, PRODUCTOS DE ARAGÓN. Había un muestrario, entre otros productos y enseres a la venta, extenso de distintas tabletas de chocolate, con el anagrama MONASTERIO DE PIEDRA. Pero si mirabas la parte de atrás del envase, veías que realmente el producto no es aragonés sino fabricado en Barcelona (como casi todo en este país o en este estado “plurinacional”). Evidentemente, no lo he comprado. Ya me conocéis, al enemigo, ni agua, a pesar de los buenos catalanes-españoles que allí hay.

De regreso del monasterio, al pasar por el pueblo de Nuévalos, he parado en una gran tienda que se anunciaba como PRODUCTOS TÍPICOS DE ARAGÓN. Y sí, todo era de Aragón, hasta el cava. He comprado algún embutidillo, aragonés, como procede dado el cartel de la entrada. He comentado el suceso anterior del chocolate con el dueño de la tienda. Y me ha dicho que el Monasterio de Piedra, en su integridad: el hotel, el parque natural, todos los productos que allí se venden (todo los enseres que se utilizan en el hotel) se traen expresamente desde Cataluña. Y que el dueño del hotel y el complejo es catalán. Y que el CIF de la empresa es de Barcelona, con lo que todo el negocio y todos los impuestos que se pagan en este enclave de Aragón, todo se va para Cataluña, salvo los sueldos de los empleados del complejo, empleados de la comarca zaragozana. Pero, eso sí, me dice el señor, ¡la empresa recibe importantes subvenciones del Gobierno de Aragón! Es decir, que el negocio es catalán, el CIF es catalán, y, por tanto, todos los impuestos y una buena parte del rendimiento empresarial se va para Cataluña, pero es el gobierno Autonómico de Aragón el que desembolsa las subvenciones para que no se vaya a pique el negocio. La pregunta es, en buena lógica, ¿por qué no es el gobierno de la Generalidad de Cataluña el que da las subvenciones a este negocio, ya que es Cataluña la gran beneficiada vía impuestos de este negocio en Aragón?

Read Full Post »

Cuando digo Osca

Cuando digo Osca

Cuando digo Osca
Cuando digo Osca, Osquita, mi chiquitina
el corazón se me expande
por que ella me atrapa con su amor
y me hace mejor persona

Es ella, mi Osca, Osquita, mi chiquitina
quien hace que el sol sea mas luminoso
que las estrellan brillen más
por que ella es mi firmamento

Junto a ella los dolores son menos dolores
las risas son mas risas
y cualquier pena o dolor
ella con su bracitos lo mitiga

Ella es la dueña de mi entorno
la razón de mis pensamientos
el sentir de mi corazón
el soplo de mi vida entera

Read Full Post »