Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 junio 2008

 

CHA recibe el apoyo de partidos europeos contra el trasvase
La Alianza Europea formulará varias preguntas en la comisión.

26/06/2008 EL PERIÓDICO

CHA mantuvo ayer una serie de encuentros en Bruselas para solicitar que se abra un debate europeo en torno a los trasvases y las vulneraciones de la Directiva marco del Agua. Con este objetivo, el miembro de la Ejecutiva de Chunta, Miguel Martínez Tomey, se ha reunido con representantes de European Environmental Bureau, WWF, BirdLife Internacional y Greenpeace, quienes mostraron su pleno apoyo a las tesis antitrasvasistas de este partido. Además, también se mantuvo un encuentro con eurodiputados de la Alianza Libre Europea (ALE) como Hill Evans, quien anunció que planteará una pregunta ante el Parlamento europeo en septiembre para conocer la actitud de la Comisión europea ante las actuaciones del Gobierno estatal en materia de trasvases y la incompatibilidad con la Directiva marco del Agua. El grupo ALE, a través del eurodiputado Mikel Irujo, organizará, el próximo otoño, unas jornadas sobre agua y sostenibilidad a las que ha invitado formalmente a participar a CHA. Por otro lado, Mikel Irujo explicó ayer que pese a la paralización del trasvase, el grupo ALE, continuará con su campaña para evitar que otra vez, y por sorpresa, vuelva a encontrarse con otro trasvase. Respecto a esta cuestión antitrasvasista, Mikel Irujo ha señalado que se intentarán recabar apoyos de otros grupos.

Desde CHA se anuncia que se va continuar con acciones ante las instituciones de la UE, para evitar "un próximo intento de trasvase y para contrarrestar la fuerte presión que el lobby trasvasista lleva tiempo ejerciendo en Bruselas y Estrasburgo en contra de Aragón".

Read Full Post »

Monjes tibetanos escapan de sesiones de lavado de cerebro

El régimen chino estableció unidades de trabajo en los templos para fortalecer la “educación mental forzada” de los religiosos, que no solo tienen que romper con el Dalai Lama, sino también denunciarlo y luchar contra él

Por Qian Long – Radio Free Asia
13.06.2008 14:09
Desde el levantamiento en Lhasa el pasado marzo, el régimen comunista chino ha exigido que los monjes y monjas de todos los templos del Tíbet y de parte de la provincia de Sichuan lleven a cabo “estudios políticos”- lo cual incluye denunciar a su líder espiritual el Dalai Lama.

Después de los disturbios en Lhasa, el régimen chino estableció unidades de trabajo en los templos, para fortalecer la “educación mental forzada” de los monjes. Estos no solo tienen que romper con el Dalai Lama, sino también denunciarlo y luchar contra él.

Dada la situación, todos los monjes del Monasterio Kirti de la provincia de Sichuan, excepto 250 que tienen más de 70 años, abandonaron el templo el 3 de junio, negándose a denunciar a su líder espiritual.

“Se ha forzado al Monasterio de Kirti a que se una a la llamada campaña de educación patriótica durante 72 días”, declaraba a Radio Free Asia, Gesang, un miembro del grupo de coordinación de emergencia del gobierno tibetano en el exilio.

“La unidad de trabajo del régimen chino dividió a los monjes en ocho grupos, forzándolos a firmar un documento que denunciaba al Dalai Lama y al gobierno tibetano en el exilio. Para muchos monjes esto era insoportable, así que el 1 de junio se negaron a unirse a la campaña de educación”.

El 3 de junio, los monjes abandonaron el templo, y los más ancianos se quedaron.

El Monasterio Kirti normalmente tiene más de 1.500 monjes, llegando a un máximo aproximado de 3.000 y 4.000. Muchos se marcharon porque las autoridades les exigieron que se entregaran al lavado de cerebro.

 

Read Full Post »

Una jotica

El Gobierno aragonés
tie que tener dos "cajones"
pa ir a buscar los bienes
que nos quitan los ladrones.

Read Full Post »

FECHAS MEMORABLES DE LOS SITIOS: EL 9 DE JULIO DE 1813
osé Luis Perla Goñi

En los Sitios de Zaragoza hay una serie de fechas emblemáticas, a alguna de las cuales incluso está dedicada alguna calle de nuestra ciudad:

· El 15 de junio, batalla de las Eras, en que fue detenido el ejército francés a las puertas de Zaragoza. Pensaba entrar sin disparar un tiro y tuvo que montar un sitio como a plaza fuerte, que no lo era.

· El 2 de julio, asalto general contra Zaragoza que fue rechazado en varios puntos, entre ellos la Puerta del Portillo con el célebre cañonazo de Agustina.

· El 4 de agosto, nuevo asalto general, en que los franceses penetran hasta el Coso, donde son detenidos, dando tiempo a que entren los refuerzos que Palafox había ido a buscar a Osera y con los que se les obliga a levantar el 14 de agosto el I Sitio.

· El 21 de diciembre, como los anteriores de 1808, en que un violento contraata-que, mandado en persona por Palafox, impide la penetración francesa por el Arrabal, que hubiera cogido a la ciudad entre dos fuegos y permitió resistir aún otros dos meses más, II Sitio, hasta el

· 20 de febrero de 1809, fecha triste en que, agotada su capacidad de resistencia por las muchas bajas, el hambre, la epidemia y la escasez de medios de todo tipo, Zaragoza hubo de capitular ante el Mariscal Lannes empezando una época de cuatro años de ocupación.

Pero, no sé por qué, casi nadie recuerda el 9 de julio de 1813, que es la fecha en que terminó la ocupación francesa (cuatro años, cuatro meses y diecinueve días), y por fin Zaragoza fue liberada por las tropas de los Generales Espoz y Mina y Durán, los Coroneles Tabuenca y Gayán y el Brigadier D. Julián Sánchez (el Charro). Y, sin embargo, ésta es la fecha clave de la epopeya de Zaragoza, la de la liberación. Esta fecha es la que teníamos que recordar sobre ninguna otra, el fin de los sufrimientos y de la opresión, el fin de la autoridad francesa (Zaragoza fue provincia del Imperio desde el Decreto Imperial del 8 de febrero de 1810, dependiendo directamente de Napoleón que "puenteaba" así a su hermano José I, nombrado por él Rey de España).

La liberación
En la primavera de 1813 los franceses iban perdiendo el dominio sobre Aragón, especialmente sobre la orilla izquierda del Ebro, en la que nunca lo tuvieron plenamente; las guerrillas del Alto Aragón no les dejaron vivir en los cuatro años citados y su dominio fue más nominal que real. En el Bajo Aragón quizá no tanto, pero en ambas orillas del Ebro a medida que los años han ido pasando el francés vive cada vez menos tranquilo, no puede moverse más que en fuerza, necesita escoltar hasta a los correos y aún con fuertes escoltas no siempre consigue que los convoyes lleguen a su destino.

Las unidades españolas, regulares o guerrilleras, van teniendo cada vez más iniciativa y la División guerrillera de Navarra, mandada por el ya Mariscal de Campo Espoz y Mina va a ser la que consiga la liberación de la capital del Reino. El General Mina sale de Tudela el 4 de julio, a la vez que ordena a los Regimientos 2º y 7º de Infantería que desde los alrededores de Bolea bajen a Zaragoza. Mina llega el día 7 a Las Casetas y el 8, en unión de D. Julián Sánchez (el Charro), hace frente con su caballería a 200 jinetes franceses del General París, Comandante Militar francés de Zaragoza, que intentaban un contraataque y se ven rechazados y obligados a replegarse sobre el grueso de sus fuerzas. Mina despliega en los altos de la Casa Blanca y de Torrero.

Llegados también los Regimientos de Infantería 1º y 3º de Navarra y 1º de la Rioja, éste atacó flanqueando sobre la derecha del despliegue, ocupando el puente de Clavería y Torrero. Un segundo ataque por la noche obliga a los franceses a replegarse a la ciudad.

El día 9 llega el General Durán a Torrero, hay otro combate cerca de Villanueva de Gállego entre caballería española y 33 gendarmes franceses… Durán y Mina quedan en entrar en la ciudad al día siguiente a las 10 de la mañana, pero el Teniente Coronel Tabuenca se adelanta y entra esa tarde con su Batallón por la Puerta de Santa Engracia entre el entusiasmo de los zaragozanos. A las 12 y media de esa noche el General París abandona con sus hombres Zaragoza por el Arrabal, volando la última arcada del Puente de Piedra para intentar retrasar la persecución. Deja unos 400 hombres en el Castillo de la Aljafería, fiel a la idea de maniobra de Suchet de sostener al menos una línea de castillos en manos francesas para mantener las líneas de comunicaciones con Francia. En esa línea conservaron durante algún tiempo la Aljafería, Lérida, Monzón, la ciudadela de Jaca…

Por la precipitación de la retirada de los franceses la voladura del Puente de Piedra se limitó a una arcada, lo cual fue poco eficaz, pues fue reparada en seguida con vigas de madera y tablas por los zaragozanos para el paso de infantería y la caballería cruzó el Ebro por el vado, lanzándose en persecución de los franceses que se retiraban a Francia por Leciñena, Alcubierre y Monzón, acosándoles hasta Jaca, desde donde se internaron en Francia por Canfranc.

Mina se quedó en el Arrabal, para evitar que sus tropas se mezclaran con las de Durán y hubiera problemas porque pensaran que trataban de usurpar su gloria (parece ser que Mina y Durán no se llevaban bien, aunque la Condesa de Mina lo desmiente en sus Memorias). Lo cierto es que Durán organizó un Te Deum en el Pilar dando gracias por "hechos en los que no había tomado parte" (según los de Mina) y al que éste no asistió. Por orden del Duque de Ciudad Rodrigo, Durán partió hacia Tortosa y Mina se quedó en Zaragoza sitiando a los franceses de la Aljafería que, aislados completamente de sus fuerzas, capitularon el 2 de agosto de 1813, con lo que se completó la liberación de Zaragoza.

Por eso entre todas las fechas del esfuerzo, de la resistencia y del sacrificio, no debemos olvidar que al final, gracias a la constancia y al denuedo de las guerrillas, al tesón del ejército, a la ayuda británica y portuguesa y sobre todo a la fe y al patriotismo del pueblo español que nunca cedió, nuestros antepasados ganaron aquella guerra y que el 9 de julio de 1813 es la fecha de la alegría, del fin de la ocupación, el verdadero final de los Sitios de Zaragoza.

Read Full Post »

En la noche del 14 al 15 se emplazaron cañones en las puertas de la ciudad y sus defensores se dispusieron a rechazar el ataque que esperaban para el día siguiente. Se organizaron diferentes puestos; se asignó su misión a todo el mundo; se enardecieron los ánimos; en fin, se hizo todo lo posible para exaltar el valor de los habitantes y las pocas tropas que había en la ciudad.

Atacamos, en efecto, al día siguiente por la mañana. Cincuenta soldados llegaron hasta los mismos muros, pero fueron rápidamente rechazados con pérdida de siete u ocho hombres y obligados a volver por el camino que habían llevado. Por la tarde, el ataque fue todavía más violento, concentrándose sobre tres puertas llamadas del Portillo, del Carmen y de Santa Engracia. Se luchó hasta la noche, sobre todo en la primera: este ataque fue, según dicen, rechazado. Los habitantes rivalizaron en ardor y bravura con las tropas regulares y todos se defendieron valientemente.”

J. Daudevard de Ferussac, Oficial francés.

Read Full Post »

“Nadie rehusaba ir a la lid; las mujeres corrían a porfía a estimular a sus esposos y a sus hijos y atropellando por medio del inminente riesgo, los socorrían con víveres y municiones. Los franceses, aturdidos al ver tanto furor y ardimiento, titubeaban, y crecía con su vacilar el entusiasmo y valentía de los defensores. De nuevo, no obstante, y reiteradas veces embistieron la puerta del Portillo, desviándose de la Aljafería, y procurando cubrirse detrás de los olivares y arboledas. Menester fue, para poner término a la sangrienta y reñida pelea, que viniese la noche.

Bajo su amparo se retiraron los franceses a media legua de la ciudad, y recogieron sus heridos, dejando el suelo sembrado de más de 500 cadáveres. La pérdida de los españoles fue mucho más reducida, abrigados de tapias y edificios. Y de aquella señalada victoria, que algunos llamaron de las Eras, resultó el glorioso empeño de los zaragozanos de no entrar en pacto alguno con el enemigo y resistir hasta el último aliento.”

Conde de Toreno, historiador español

Read Full Post »

Arenas movedizas, por Carlos Herrera
La alberca del moro

Supuse, desde mi ignorancia, que un alud de feministas saltaría de sus asientos Un grupo –ignoro si muy nutrido– de musulmanes residentes en comarcas leridanas como Segarra o Urgell y, al parecer, también en la propia capital, se han dirigido a sus respectivos ayuntamientos para exigir que las piscinas municipales segreguen debidamente a los hombres y a las mujeres o para que, al menos, exista un horario especial mediante el cual las mujeres musulmanas, las suyas, puedan bañarse al abrigo de miradas de hombre alguno, musulmán o no. Ante este mensaje medieval, coherente al fin y al cabo con el islam teórico y con sus prácticas sociales en los países en los que impera, algunos alcaldes se han adelantado a responder muy educadamente que no es posible ya que la Constitución no permite ese tipo de segregaciones y que lo más que pueden hacer es limitar esa separación a los vestuarios. El de Cervera, localidad en la que se escenifica la Pasión de Cristo cuando llega la Cuaresma en el espectacular teatro que construyó el propio patronato y que sigue siendo un modelo de buen trabajo y de mejor tradición, fue el primero en decir que no, que muchas gracias por la sugerencia (si pueden, por cierto, no descuiden conocer ese pueblo, su universidad, sus murallas, la Paería, la iglesia de San Antonio, merecen una visita: gente buena y ‘ferma’ como su tierra). Inmediatamente algunos malpensados han comenzado a elucubrar lo que ocurriría si algún día un musulmán obtuviera una alcaldía en las comarcas del Segre: a no ser que lo impidieran determinados resortes legales, nos tendríamos que tragar dobladas sus pretensiones. ¿Es ese un escenario posible? Gran pregunta sin respuesta clara y determinante.

A tenor de la alianza de civilizaciones que, por lo visto, tenemos que tejer con elementos de este jaez, valdría aventurar que el envalentonamiento y descaro con el que plantean reivindicaciones, que ni por asomo contemplarían a la inversa en sus lugares de origen, viene consentido de largo por la actitud tolerante de muchos partidarios del multiculturalismo.

Efectivamente, desde la descerebrada y anacrónica exigencia de estos colectivos de musulmanes, ninguno de los severos líderes sociales que tanto velan por laicismos militantes y otras muestras de anticatolicismo, ninguno, ha abierto su boquita de piñón. Supuse, desde mi ignorancia definitiva, que un alud de asociaciones feministas saltarían de sus asientos de milimétricas observadoras del match diario que juegan hombres y mujeres en la sociedad para ensordecernos a todos con su protesta firme y tajante. Pues menudo chasco. Ni una. Pero es que ni una. Ninguna de estas valerosas gudaris de la igualdad ha mostrado su solidaridad con las mujeres musulmanas que tienen que bañarse con hábito y a las que pretenden encerrar en una alberca solitaria para que remojen sus carnes al atardecer. Son culturas con tinte atávico que irán transformándose a medida que convivan con la realidad de occidente, piensan. O deben pensar. ¡Y una mierda! Más tiempo llevan en Francia y la imposición del velo sigue sin resolverse a pesar de la determinación inapelable del Estado francés. Cuando los colectivos musulmanes exigen que, por ejemplo, no se les pueda practicar cacheos corporales, que se retoquen leyes del ruido para poder expandir el llamamiento a la oración en barrios enteros, que se creen tribunales especiales y voluntarios para juzgarles según la arcaica Shariah de la que tenemos alguna noticia ya o crear un criterio ‘Rushdie’ de la justicia y poder actuar enérgicamente contra los que critican el islam –por ejemplo, este artículo–, están soliviantando la progresión hacia la justicia y la igualdad que emprendió occidente cientos de años atrás. Si no se es tajante en la defensa de esos valores y se juega con gilipolleces de alianzas, de multiculturalismos, de ‘tolerancias’, de ‘talantes’ y de legislaciones especiales en función de cómo se inclina uno al rezar, estamos perdidos.

Así que espabilen todos esos vigorosos custodios del laicismo. Tienen una oportunidad magnífica para elevar su protesta por las pretensiones de este puñado de majaretas residentes en Lérida. Demuestren su valentía y su celo. A ver si hay cojones, que aún no han dicho ni esta boca es mía.

Y si no, ya sabemos. A bañarnos con turbante todos.

Read Full Post »

Older Posts »