Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Pasatiempos’ Category

Viajando por españa

Ripollés, tierra de Condes y Abades Los monasterios de Ripoll y Sant Joan de les Abadesses han tenido una vital importancia para la historia de la Cataluña Es tierra de“Comtes i Abats” (Condes y Abades). De monasterios y santuarios. De historia y leyenda. De carácter y hospitalidad. De pasado y futuro. De gentes de acogimiento. Es el Ripollés, una tierra proyectada al emergente turismo cultural. Sobre Ripoll, la capital de la comarca gerundense, se tienen noticias de algunos asentamientos que hubo en la época románica-visigoda. No obstante, no hay nada documentado hasta el periodo Medieval, con el Conde Xifré y el Monasterio, donde algunos ciudadanos se asientan cerca de este centro religioso para su protección. En el modernismo, las tierras fértiles y montañosas, de fecundos ríos del Ripollés dieron paso a las fraguas, pequeñas y artesanas “industrias” que necesitaban de las aguas como fuerza motriz para su funcionamiento, junto con las montañas que ofrecían el hierro y el carbón, llegando a ser el sector de las armas de fuego un motor económico muy importante para el Ripollés. Estas llegaron a tener un reconocimiento muy valioso a nivel, no solo nacional, si no internacional. El monasterio, que en su entorno se han escrito muchas páginas sobre lo que más tarde sería la división administrativa de Cataluña, es un símbolo irrenunciable para sus ciudadanos.“Nos sentimos muy orgullosos de nuestro Monasterio de Ripoll. Es para nosotros un símbolo”, dice Xavier, un joven estudioso de la historia de su ciudad. El monasterio dominaba Ripoll, era como un castillo, al que los ciudadanos de la zona debían pagar impuestos. Ejercía una opresión a sus gentes. En los siglos XVIII y XIX hubo muchas guerras, entre ellas la Guerra del Francés. El 27 de mayo 1835 los carlistas entraron en Ripoll y la saquearon prácticamente toda, sin dejar absolutamente nada, dejándolo los monjes al abandono y huyendo los ciudadanos del lugar. El Museo Etnográfico Una parte importante de lo que fueron los oficios y la cotidiana vida de sus gentes se puede descubrir en el Museo Etnográfico de Ripoll. En su nueva ubicación, se compila material de todo tipo de los diferentes oficios que han convivido en la comarca en los últimos años, así como instrumentos cotidianos utilizados por las gentes y familias de la zona. Es el museo etnográfico más importante y completo de Cataluña. La colección de los “pastores” y la del“hierro” son las más valiosas y relevantes de la vida social del Ripollés a lo largo de casi un siglo. Los clavos y las armas de fuego tuvieron un gran valor para el sector del hierro. Se exportaron a muchos mercados del mundo. Enric Ribera Gabandé E.mail: riberaenric@telefonica.net

Anuncios

Read Full Post »

MELILLA HACE 500 AÑOS

Índice:

1º. Situación.

2º. Antecedentes.

3º. Conquista de Melilla.

4º. Bibliografía.

Situación

Situada en el Norte de Africa, en la parte oriental de la península de Tres Forcas, se extiende la ciudad de Melilla, asentada, su parte más antigua, sobre una gran roca calcárea, de unos 30 metros de altura, que a manera de pequeña península se interna sobre el mar Mediterráneo.

Con una superficie actual de 12,378 Km2., superficie delimitada en el tratado Hispano-Marroquí del 24 de agosto de 1859, por el que se disparaba una bala de cañón desde el fuerte Victoria Chica, la cual delimitaría el territorio español en esa zona.

Su población es de 65.000 habitantes, compuesta por cuatro culturas (cristiana, musulmana, hebrea e hindú) que conviven en armonía, lo que convierte a esta ciudad en un claro ejemplo de convivencia intercultural.

Por su ubicación privilegiada, Melilla es la puerta de Africa, el continente hacia el que miran en la actualidad tanto el mundo de los negocios como el del turismo.

Posee como atractivos turísticos la ciudadela de "Melilla la Vieja" y el triángulo de oro de la arquitectura melillense, en el que predominan edificios modernistas creados por Enrique Nieto (discípulo directo de Gaudí), que convierten a Melilla en una de las principales capitales modernistas del mundo.

Además de poseer uno de los pocos puertos deportivos del norte de Africa, la única plaza de toros del continente, y un largo etcétera.

 

Puerto de Melilla, Ciudadela antigua al fondo.

Antecedentes

Melilla, en la antigüedad, fue colonia comercial fenicia, denominada Rusadir, y puerto estratégico en las guerras entre cartaginenses y romanos, quienes le concedieron el estatuto de Colonia con el nombre de Flavia (año 46 d. C.) Ésta aparece perfectamente situada en el itinerario del Emperador Antonino como cabecera de la región Oriental de la Mauritania Tingitana, delimitada por el Muliluia Flumen que la separaba de la Cesariense.

Posteriormente, al igual que el resto de territorios romanos, fue invadida por los vándalos procedentes de la península, por lo que fue destruida y reedificada más tarde por visigodos y bizantinos.

Durante la gran expansión árabe, la ciudad se convierte en un reino llamado Nekor y Abderramán III la incorpora, con el nombre de Melilla, al Califato de Córdoba a finales del s. IX, pasando en el XIII a manos de los Meriníes de Fez.

Posteriormente Melilla, estando en una época de desarrollo y florecimiento, sufre las consecuencias de las guerras entre Fez y Tlemecén (Argelia), que supuso la ruina y el abandono de la ciudad.

D. Pedro de Estopiñán y Virués

La conquista de Melilla

A fines del siglo XV se produce en España el término glorioso de la Reconquista, con la rendición de Granada, y Melilla sostiene un animado tráfico con las costas de aquel Reino, de donde llegan constantemente numerosos vencidos que no se avienen a permanecer bajo dominio cristiano en las tierras que fueron el antiguo Reino Nazarita.

En octubre del año 1493 el Rey Boabdil, en unión de sus familiares y cortesanos, desembarcaba en Cazaza, a 18 Kilómetros de Melilla, una vez rendido su Reino de Granada ante los ejércitos victoriosos de los Reyes Católicos.

Razones políticas y estratégicas, y el deseo de impedir en el futuro nuevas invasiones, movieron a los Reyes Católicos a apoderarse de la costa norteafricana de cierto número de bases que sirvieran como centinelas avanzadas de la seguridad nacional, y con este objeto enviaron emisarios al otro lado del mar que informaran sobre la situación de aquellas costas, noticiosos de que la ciudad de Melilla, por las continuas guerras sostenidas entre los Reyes de Fez y Tlemecen, se hallaba casi despoblada.

Pasó en primer lugar, el Comendador Martín Galindo, quien después de reconocer la ciudad de Melilla y ante el gran número de habitantes que vivían en sus proximidades, informó al Rey que la conquista era harto difícil de realizar y aun en el caso de que se tomase Melilla, "antes se llamaría carnicería de cristianos que población de ellos" y ante tales informaciones se desanimaron los católicos monarcas, acordando el aplazamiento de la conquista de la plaza

. – – – – – – – – – – – – – –

Noticioso el Gobernador de Andalucía, don Juan Alonso de Guzmán, III Duque de Medina Sidonia, de que los Reyes abandonaban el propósito de conquistar Melilla, decidió tomar la empresa a su cargo, a cuyo efecto y obtenida la competente autorización real, comisionó a su Comendador don Pedro de Estopiñán Virués, para que pasara a explorar la península de Tres Forcas, cosa que realizó disfrazado de mercader, en unión del famoso artillero Francisco Ramírez Madrid. Una vez estudiado el terreno y sabiendo de lo necesario para reedificar la ciudad, se le comunicó al Duque quien mandó juntar " cinco mil hombres de a pie y alguna gente de a caballo, mandó aparejar los navíos en los que fuesen y hizo que cargaran mucha harina, vino, tocino, carne, aceite y todos los otros mantenimientos necesarios, y de artillería, municiones, lanzas, ballestas, espingardas y otras armas. Y así mismo llevaron gran cantidad de cal y madera para edificar la ciudad". Y con esta armada de gente partió Pedro de Estopiñán del puerto de Sanlúcar en el mes de septiembre del año 1497.

Se detuvieron en la mar para no entrar de día. Y desembarcando de noche, lo primero que hicieron fue sacar a tierra un enmaderamiento de vigas que se encajaba y que llevaban hecho, a este tipo de prefabricado se le llamó de "cava y barrera". Trabajaron toda la noche para ponerlo en las murallas, de tal manera que cuando amaneció, los moros que andaban por los campos, que habían visto el día antes a Melilla asolada, y la vieron amanecer con muros, y sonar tambores y disparar artillería, "no tuvieron pensamiento de que estuviesen en ella cristianos, sino algunos demonios". Y así cogieron tanto temor del súbito caso, que huyeron de aquella comarca yendo a contar a los pueblos lo que habían visto.

Entre tanto, Estopiñán hacía poner tanta diligencia en hacer descubrir los cimientos de los adarves y torres, y como llevaba gran cantidad de maestros para edificar, y todos los que iban en la armada, con el mismo general, no se despreciaban en trabajar cuanto más podían, dieronse tanta prisa y diligencia en reedificar los adarves y torres, porque de allí encontraron la piedra, conque antes estaban hechos, y con la cal que llevaron no fue difícil terminar la obra.

Cuando, a los pocos días, llegaron los soldados que el Rey de Fez pudo enviar para socorrer a los habitantes de la costa, Melilla era un verdadera fortaleza, por lo que fueron impotentes para recobrarla y tuvieron que retirarse.

Cuando Estopiñán juzgó que se hallaba Melilla en estado de defensa, dejó por alcaide de ella al Capitán Gómez Suárez con una buena guarnición, y volvió a España con el resto de la gente. Dio cuenta, al Duque, por orden de todo lo que había sucedido, y de la manera en que la había dejado.

Lo mandó a dar cuenta a los reyes Isabel y Fernando, quienes recibieron con júbilo la noticia de la conquista. Celebraron tanto los Reyes el éxito de la empresa de Estopiñán, que en la carta que enviaron al Duque con fecha 18 de octubre del mismo año le decían: "que el placer que hobimos con la buena nueva que nos enviasteis, nos ha aprovechado, para templar en algo el dolor que tenemos, porque esperamos en Dios, que desto será mucho servido…"

Torre de la Cal

Bibliografía

Publicaciones utilizadas para realizar este trabajo:

  • MIR BERLANGA,F ; Resumen de la Historia de Melilla. Edita S.Pública V-Centenario, Melilla 1996.
  • Melilla, 500 años juntos. ; Edita Sociedad Pública V-Centenario. Melilla 1996.
  • MIR BERLANGA, F ; Melilla en los pasados siglos y otras historias. E.Nacional. Madrid 1977
  • DE MORALES, GABRIEL ; Datos para la Historia de Melilla (1497-1907), Volumen I. Edita UNED Melilla 1992.
  • DE MORALES, GABRIEL ; Datos para la historia de Melilla (1497-1907), Volumen II. Edita UNED Melilla 1992.
  • MELILLA EN CD-ROM, Cd-Rom conmemorativo de los 500 años de la ciudad. Edita Quinto Centenario de Melilla, S.A. Melilla 1997.

Bueno, espero que si te has leido todo, sepas porqué Melilla no tiene por qué ser de Marruecos, entre otras cosas, porque no existía Marruecos hace 500 años cuando Melilla se hizo española.

Bueno, ya sabes, para cualquier información acerca de mi ciudad…!PREGUNTA!

Read Full Post »