Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘POESIA’ Category

F r a n c h a

Francha, Francha gran mujer
Todo se impregna a tu lado,
Tienes gran sabor y aroma
Cual condimento preciado.
Tú eres sal de la mañana
Romero del medio día,
Azafrán de media tarde
Y encanto al final del día.
El barrio del gancho tiene
Sabor a cosas bien hechas,
La dulzura de sus gentes
Que recolectan cosechas.
Tienes la cara redonda
Pequeñita y muy galana,
Más tus ojos vivarachos
Son frescura en la mañana.
Encontrarte en mi camino
Fue cual regalo del cielo,
Y agradecido me siento
Lleno de amor y desvelo.
Para el barrio tú eres grande
Por tu entrega y tú tesón,
Te camelas a sus gentes
Con ese gran corazón.

Autor: Carmelo Sancho Liarte
Zaragoza- mayo- 2012

Read Full Post »

Cuando digo Osca

Cuando digo Osca

Cuando digo Osca
Cuando digo Osca, Osquita, mi chiquitina
el corazón se me expande
por que ella me atrapa con su amor
y me hace mejor persona

Es ella, mi Osca, Osquita, mi chiquitina
quien hace que el sol sea mas luminoso
que las estrellan brillen más
por que ella es mi firmamento

Junto a ella los dolores son menos dolores
las risas son mas risas
y cualquier pena o dolor
ella con su bracitos lo mitiga

Ella es la dueña de mi entorno
la razón de mis pensamientos
el sentir de mi corazón
el soplo de mi vida entera

Read Full Post »

ADIVINA, ADIVINANZA

ADIVINA, ADIVINANZA

No respeta al obrero,
y dice que es socialista,
desvalija al funcionario,
y parali
za al pensionista.

Es mentiroso compulsivo,
ignorante irremediable,
malvado y con mucha saña,
nunca hubo una persona,
más dañina para Es
paña.

Como no puedo decir su nombre,
te lo digo con salero,
que si votas a este tío,
en el INEM yo
te espero.

Read Full Post »

DÉJAME DORMIR, MAMÁ

DÉJAME DORMIR, MAMÁ


Hijo mío, por favor,

de tu blando lecho salta.

Déjame dormir, mamá,
que no hace ninguna falta.

Hijo mío, por favor,
levántate y desayuna.
Déjame dormir, mamá,
que no hace falta ninguna.

Hijo mío, por favor,
que traigo el café con leche.
Mamá, deja que en las sábanas
un rato más aproveche.

Hijo mío, por favor,
que España entera se afana.
¡Que no! ¡Que no me levanto
porque no me da la gana!

Hijo mío, por favor,
que el sol está ya en lo alto.
Déjame dormir, mamá,
no pasa nada si falto.

Hijo mío, por favor,
que es la hora del almuerzo.
Déjame, que levantarme
me supone mucho esfuerzo.

Hijo mío, por favor,
van a llamarte haragán.
Déjame, mamá, que nunca
me ha importado el qué dirán.

Hijo mío, por favor,
¿y si tu jefe se enfada?
Que no, mamá, déjame,
que no me va pasar nada.

Hijo mío, por favor,
que ya has dormido en exceso.

Déjame, mamá, que soy
diputado del Congreso
y si falto a las sesiones
ni se advierte ni se nota.

Solamente necesito
acudir cuando se vota,
que los diputados somos
ovejitas de un rebaño
para votar lo que digan
y dormir en el escaño.

En serio, mamita mía,
yo no sé por qué te inquietas
si por ser culiparlante
cobro mi sueldo y mis dietas.

Lo único que preciso,
de verdad, mamá, no insistas,
es conseguir otra vez
que me pongan en las listas.

Hacer la pelota al líder,
ser sumiso, ser amable
Y aplaudirle, por supuesto,
cuando en la tribuna hable.

Y es que ser parlamentario
fatiga mucho y amuerma.
Por eso estoy tan molido.
¡Déjame, mamá, que duerma!

Bueno, te dejo, hijo mío.
Perdóname, lo lamento.
¡Yo no sabía el estrés
que produce el Parlamento!

Fray Junípero (1713 – 1784) Religioso franciscano  español .

Piensen que fue escrito por este franciscano en el 1700 y  valoren su vigencia !

Read Full Post »

ROMANCE DEL CONDE BIS DE LA MAZA
ANTONIO BURGOS (ABC 1-03-09)
 
Si tú le pones un yelmo
con penacho y con celada,
su rodela quijotesca,
su buena cota de mallas,
es caballero del Cid
dándole al moro batalla,
repartiendo los mandobles
redentores de su  maza.
Según cuentan las gacetas,
en Lazkao fue la hazaña.
)Dónde coño está Lazkao?
)Acaso es lugar de Africa,
allá donde aquel negrito
de la canción cultivaba
un producto milagroso
que parecido sonaba,
total, Lazkao, Colacao,
son palabras tan extrañas
que hay que pedir diccionario
para saberlo: acabaras,
que esta leche de Lazkao
ni es colacao ni es nada,
que es la villa de Lazcano,
en la tierra guipuzcoana.
(Lazcano, coño, Lazcano
es en lengua castellana!
 Allí un noble caballero,
español de rompe y rasga,
que el apellido Gutiérrez
lleva a honra, prez y gala,
encontróse hace unos días
que la chusma y la canalla
asesina de la ETA,
la que  *violenta+ llaman,
puso una bomba de modo
que le jodieron su casa.
 
No le quedó un cristal sano,
reventaron las persianas,
rotos los muebles, los cuadros,
los sillones y las camas.
todo fue a tomar por saco
por culpa de la metralla.
Y cuando salió a la calle
para llamar a la Erchaina,
el caballero Gutiérrez
advirtió que allí a la espalda,
en la taberna que es antro
do se reúne esta mafia,
donde cogen sus cogorzas
aberzales los etarras,
había una panda de ellos
que de risa se tiraban,
desternillados de risa,
como si tuviera gracia
que al buen hombre aquella bomba
la casa le destrozara.
 
 
Ni corto ni perezoso,
con la fuerza de la raza,
aquella furia española
que era furia vascongada
que con Zarra y con Gainza
tanta gloria diera a España,
que más vasco que el zorzico
fue el famoso gol de Zarra;
con el arrojo de aquellos
navegantes de la patria
que de Guetaria salían
y la vuelta al mundo daban,
el caso es  que el caballero
volvió a su casa morada
y en el cuarto de los trastos,
aunque destrozado estaba,
halló lo que iba buscando
y lo que necesitaba:
había un martillo de bola
y al lado estaba una maza.
(Cómo le hervía la sangre
cuando con ella bajaba
camino de la taberna
de la asesina calaña!
 
Y lo mismito que El Cid
a la morisma arreaba
 la leña con su tizona
y hasta el mar los arrojaba:
o lo mismo que aquel otro
que Vargas se apellidaba
y al que un moro babuchero
le arrebatara su espada,
tras lo cual se fue hacia un árbol
y le desgajó una rama
y se puso a dar tal leña
a la tropa mahometana
que a todos los hizo cisco,
a todos los machucaba,
 tras de lo cual le llamaron
Machuca después de Vargas. . .
 
Con ardor de reconquista
y con unción de cruzada,
fue, pues, Emilio Gutiérrez
con dos cojones por banda
derecho hacia la taberna
de la gentuza malvada,
Y con la maza en la mano,
por aquella puerta entraba,
y al momento la emprendía
con el grifo de las cañas,
los botes de los chiquitos,
las bandejas de las tapas,
las vitrinas de los pinchos,
la recaudadora caja
y el bote de las propinas
para los presos etarras
 
Un solo Emilio es muy poco,
más Gutiérrez hacen falta
para parar a esa chusma
del crimen y la metralla.
Su noble gesto recuerda
viejas gestas castellanas.
Pidiendo viene poetas
el héroe de la maza.
 
Pidiendo viene romances
que digan que tal hazaña
es símbolo de esta hora:
es esa gota de agua
que colma el vaso, señores,
de paciencia de la patria.
Tal dignidad tiene el gesto,
tanto valor derrochara,
que, ya digo, tú le pones
un yelmo con su celada,
su rodela quijotesca,
su buena cota de mallas
y es caballero del Cid,
guerrero de sus mesnadas.
 
 
Por lo cual aquí propongo
a Juan Carlos, Rey de España,
que conceda el duplicado
de una merced nobiliaria
al héroe vascongado
cuya maza dijo *Basta!+:
que lo cree Conde Bis,
el Conde Bis de la Maza.
Que si no tiene en Morón
sus fincas de reses bravas
donde de la soltería
se despidiera una Infanta,
tiene en cambio dos cojones.
Dos cojones y una maza.

Read Full Post »

Caminante No Hay Camino

Caminante No Hay Camino
de Antonio Machado

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.

Nunca perseguí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse…

Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar…

Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar…"

Golpe a golpe, verso a verso…

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar…"

Golpe a golpe, verso a verso…

Cuando el jilguero no puede cantar.
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar…"

Golpe a golpe, verso a verso.

Read Full Post »

DÉJAME DORMIR, MAMÁ

DÉJAME DORMIR, MAMÁ

Hijo mío, por favor,
de tu blando lecho salta.
Déjame dormir, mamá,
que no hace ninguna falta.

Hijo mío, por favor,
levántate y desayuna.

Déjame dormir, mamá,
que no hace falta ninguna.

Hijo mío, por favor,
que traigo el café con leche.

Mamá, deja que en las sábanas
un rato más aproveche.

Hijo mío, por favor,
que España entera se afana.

¡Que no! ¡Que no me levanto
porque no me da la gana!

Hijo mío, por favor,
que el sol está ya en lo alto.

Déjame dormir, mamá,
no pasa nada si falto.

Hijo mío, por favor,
que es la hora del almuerzo..

Déjame, que levantarme
me supone mucho esfuerzo.

Hijo mío, por favor,
van a llamarte haragán.

Déjame, mamá, que nunca
me ha importado el qué dirán..

Hijo mío, por favor,
¿y si tu jefe se enfada?

Que no, mamá, déjame,
que no me va pasar nada.

Hijo mío, por favor,
que ya has dormido en exceso.

Déjame, mamá, que soy
diputado del Congreso

y si falto a las sesiones
ni se advierte ni se nota.

Solamente necesito
acudir cuando se vota,

que los diputados somos
ovejitas de un rebaño

para votar lo que digan
y dormir en el escaño.

En serio, mamita mía,
yo no sé por qué te inquietas

si por ser culiparlante
cobro mi sueldo y mis dietas.

Lo único que preciso,
de verdad, mamá, no insistas,

es conseguir otra vez
que me pongan en las listas.

Hacer la pelota al líder,
ser sumiso, ser amable

Y aplaudirle, por supuesto,
cuando en la tribuna hable.

Y es que ser parlamentario
fatiga mucho y amuerma.

Por eso estoy tan molido.
¡Déjame, mamá, que duerma!

Bueno, te dejo, hijo mío.
Perdóname, lo lamento.

¡Yo no sabía el estrés
que produce el Parlamento!

 

Read Full Post »

Older Posts »